martes, 9 de diciembre de 2008

Solemnidad de la Inmaculada Concepción presidida por el Excmo. Nuncio Apostólico Mons.Giancinto Berlocco el día lunes 8.12.08

video

http://www.correodelcaroni.com/content/view/115445/149

http://www.eldiariodeguayana.com.ve/content/view/45274/1/

http://nuevaprensa.com.ve/content/view/11778/2/

Palabras de Bienvenida de Mons. Mariano José Parra

Excelencia Mons. Giancinto Berlocco, hermanos en el sacerdocio y hermanos en la fe.

Hoy con gran alegría nos hemos reunido alrededor del altar de esta Iglesia de La Inmaculada Concepción para darle gracias a Dios por ese inmenso don que nos ha dado en María, concebida sin pecado original.

Al inicio de nuestra evangelización en estas hermosas y ricas tierras guayanesas , los Misioneros Capuchinos Catalanes quisieron poner bajo el patrocinio de La Inmaculada Concepción del Caroní, su obra evangelizadora y a todos los habitantes de este territorio a quienes venían a traer la Buena Nueva de nuestro Señor Jesucristo.

Hoy, varios siglos después, los que conformamos la Iglesia particular de Ciudad Guayana, nos postramos agradecidos a Dios nuestro Padre por haber iluminado a esos misioneros a fin de que tuviéramos como Patrona de la Ciudad y de la Diócesis a nuestra hermosa y tierna Madre María, La Purísima Concepción del Caroní. Y hemos querido que esta Acción de Gracias que brota de nuestros corazones agradecidos, sea presidida por el Señor Nuncio Apsotólico de Venezuela, Mons. Giacinto Berlocco, a fin, también de testimoniar nuestra adhesión como Iglesia particular que peregrina en esta Región Guayanesa con el Santo Padre Benedicto XVI.

Excelencia, gracias por haber aceptado esta invitación que con mucho cariño le hemos hecho. Aquí está parte de ese Pueblo agradecido a Dios que quiere, a través, de su persona, manifestarle al Santo Padre que estamos en comunión con él y que rogamos al Señor le siga bendiciendo con su Gracia a fin de que timonee con tino la barca que el Señor le ha encomendado. Rezamos por él pues, conocemos sus sufrimientos y angustias ante tantos ataques que la Iglesia recibe en el mundo por predicar sin miedo la Buena Nueva del Evangelio. Rezamos por él pues, estamos conscientes de lo difícil que es ser Pastor Universal de una Iglesia que a ejemplo de Jesús predica una Buena Nueva que a muchos molesta y estorba pues, va en contra de los intereses egoístas y particulares de un mundo que solo se busca a sí mismo y que ha olvidado a Dios, o mejor dicho, que quisiera expulsar a Dios de su seno pues, le estorba para sus propios intereses.

Homilía del Excmo. Señor Nuncio Apostólico

Monseñor Giancinto Berlocco

en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción

Patrona de la Diócesis de Ciudad Guayana

1. Queridos hermanos y hermanas:

Me siento altamente satisfecho de encontrarme aquí, participando con todos ustedes en la celebración de la Eucaristía en honor de La Inmaculada Concepción, titular de esta Iglesia Catedral y Patrona de la Diócesis. Deseo hacerles llegar, junto con mi saludo, el del Santo Padre Benedicto VXI, a quien me complace representar en Venezuela. El cual Pastor de la Iglesia Universal, sucesor de Pedro y Vicario de Cristo en la tierra, mira solícito a la grey que se le ha confiado, para confirmar en la fe a todos y cada uno de sus miembros, robustecer su esperanza y reavivar en ellos el fuego del amor. Tengamos por Él un piadoso recuerdo en nuestras plegarias para que el buen Dios lo proteja, lo conserve en salud y lo ilumine en su ministerio.

Agradezco sinceramente a Su Excelencia Monseñor Mariano Parra Sandoval, Pastor de esta Iglesia Particular, el haber tenido la amabilidad de invitarme para que presidiera esta solemne Eucaristía, momento supremo en las celebraciones litúrgicas de nuestra Iglesia Católica, pues la Sagrada Eucaristía es la fuente de la que nace la Iglesia, la meta hacia la que camina, el alimento que le da fuerza y vida.

2. La Solemnidad de la Inmaculada Concepción es una de las más hermosas de la Iglesia Católica. Es la fiesta de la gracia,d e la pureza, del bien y de su victoria sobre el mal. En este día recordamos que la Santísima Virgen María fue concebida limpia de pecado, desde el primer instante de su concepción natural. María fue la primera redimida, preservada de todo pecado, la siempre limpia y llena de gracia. Ella nunca estuvo sometida al poder del diablo, ni conoció la humillación del pecado. María es la criatura bella por excelencia, es e signo prodigioso, prometido por Dios desde el comienzo de los tiempos, cuando el pecado entró en el mundo; es la mujer de la que nos habla hoy el Libro del Génesis, allá en el jardín del Edén, la misma de cuya descendencia había de nacer Aquel que aplastaría la cabeza de la serpiente infernal, del príncipe de la soberbia y de la mentira, quien indujo a nuestros progenitores a desobedecer a Dios y a pecar.

Fue entonces cuando Dios maldijo a la serpiente, malvada y mentirosa, enemiga de Dios y de sus criaturas. "Porque has hecho esto, será maldita entre todos los animales y entre todas las bestias salvajes. Te arrastrarás sobre tú vientre y comerás polvo todos los días de tú vida. Pondré enemistad entre y la mujer, entre tú descendencia y la suya: y su descendencia te aplastará la cabeza, mientras tú tratarás de morder su talón". Hoy, al celebrar la Solemnidad de la Inmaculada, estas palabras del Génesis nos recuerdan que Ella, María, sale siempre victoriosa contra el mal, que está siempre a nuestro lado en la lucha contra el pecado, por lo que le debemos invocar para vencer las tentaciones del demonio que, con sus seducciones y mentiras, intenta arrastrarnos hacia el abismo del mal y del pecado. Con Ella, venceremos todos los signos de muerte que, constantemente, de una u otra manera, nos acechan por doquier.

3. María es la obra maestra de Dios en la historia de la salvación. El mismo Cristo, el Verbo encarnado , escogió a la que en el horizonte de la historia, cuando llegara la plenitud de los tiempos, sería su "mamá" en la tierra, por obra y gracia del Espíritu Santo.

En el Evangelio de San Lucas hemos escuchado que el ángel saluda a María con estas palabras: "Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo". Palabras tan sublimes y desconcertantes que conmovieron profundamente a María, hasta preguntarse qué querría decir semejante saludo. Por eso, el enviado de Dios le asegura: "No temas, María, porque has hallado gracia ante Dios". Es el mismo Dios el que colma de gracia a María... continua

No hay comentarios:

IGLESIA HOY - MAYO 2009

NOVEDADES DE H2O NEWS